Leyes del mundo espiritual

La esencia de la naturaleza del mundo sensible es verdaderamente espiritual, es espíritu.

Todo sentimiento de verdadera devoción, cultivado en el alma, desarrolla una fuerza que hará progresar al hombre en el campo del conocimiento.

Todo conocimiento que busques solo para aumentar tu propio saber y para acumular tesoros personales, te desviará del sendero; pero todo conocimiento que busques para madurar en el empeño del ennoblecimiento humano y de la evolución del mundo, te hará progresar un paso más.

Así como el mundo mineral, el mundo vegetal y el mundo animal están en nuestro torno, también lo estaban los mundos del alma y del espíritu, una vez  nos  rodeo. Y lo que entonces era fuera de nosotros, ahora es nuestra alma, que la hemos hacia el interior, lo que para empezar, estaba afuera y alrededor. Esto se ha convertido en el alma. El espíritu, también, una vez estuvo hacia fuera al alrededor. Y lo que es ahora el alrededor de nosotros  se convertirá en nuestra vida interior. 

 

*Toda idea que para tí no se convierta en un ideal, apaga una fuerza en tu alma; toda idea en cambio, que se convierte en un ideal, crea en tu ser fuerzas vitales.

*Ajusta cada uno de tus actos, cada una de tus palabras, de manera que no coartes la libertad de obrar de persona alguna.

*Nada que el hombre realice que no logre su conciencia, contribuiá a su desarrollo.

*La Libertad vive en el pensar humano y la vountad no es directamente libre , sino el pensamiento que fortalece a la voluntad.

Imaginación

Conocimiento imaginativo. El ojo espiritual se extiende en imágenes que están atrás del mundo de los sentidos. Si estamos ante una planta, el ojo espiritual extrae lo que el ojo físico ve como color, de manera que éste flote libremente en el aire y empieza a ser vivificada por el espíritu en lugar de vivificada por lo material de la planta. Cada color es la expresión de la peculiaridad de una entidad espiritual-anímica. Si destella una imagen color verde, será la expresión de un ser inteligente, si destella una imagen de color rojizo claro será la expresión de una entidad pasional, también se presentan la imagen de los sonidos, de los olores, sabores. Esta percepción no tiene nada que ver con lo que uno se imagina. Es una percepción de índole diferente a la sensorial.

Una imagen o una imaginación trabaja de una manera viva, como un ser vivo en sí.

El elemento espiritual que sostiene la imaginación es el arquetipo espiritual del sistema oseo.

Inspiración

Para comprender a estas entidades espirituales-anímicas es necesario desarrollar elevar al conocimiento de la inspiración. Asi las propias entidades comunican lo que son y quienes son.

Cuando nosotros estamos entre la muerte y el nuevo nacimiento, sin estar sujetos a las leyes de la gravedad terrestre, la atracción hacia ciertas jerarquias es nuestra forma de "movimiento" espiritual. Por la inspiración. El elemento espiritual que sostiene la inspiración es el arquetipo espiritual del sistema muscular.

Intuición

Para que el hombre llegue a la unificación con las entidades espiritual-anímicas sumergiendose en su propia naturaleza requiere el conocimiento intuitivo. A este conocimiento solo puede tener acceso el hombre que haya desarrollado en sí mismo el amor hacia todos los seres; y que no haga distinción entre él y los demás seres del ambiente espiritual, porque ha derramado su propio ser en todo el ambiente espiritual. El elemento espiritual que sostiene la intuición  es el arquetipo espiritual del sistema nervioso.

 

La verdad

Es la conductora de los hombres hacia la concordia y comprensión mutua. entre más desarrollemos la verdad nuestro ser tanto más lo fortaleceremos.

Conciencia moral

Tras la conciencia moral yace una pequeñísima chispa, que ha sido colocada en el alma humana como algo eterno y que cuando se la escucha, muestra con fuerza irrebatible, las leyes del bien y del mal.

Es algo que habla en el alma humana con una gran fuerza primaria.

La dignidad humana depende de la conciencia moral, es un bien individual sagrado, en el que nada del mundo exteior debe intervenir.

La conciencia moral es una garantia para nuestra relación con las fuerzas divinas primigenias del universo.


Noches Santas

Primera Noche Santa Capricornio

1ª) 24-25 de Diciembre. La noche Santa es en la que nace Cristo en el alma y El Alma pregunta: ¿Puede llegar a ser liberada, salvada, redimida con todas mis debilidades y defectos y pasiones?

Símbolo: El establo de Belén, pues en aquella humildad y pobreza nacería la Luz del Mundo. La voz del silencio entra al alma y le enseña a afirmar con alegría lo bueno en nosotros y en los demás.

Misterio: El alma busca en el bosque oscuro y sin caminos.

(Capricornio.- Signo zodiacal entre diciembre y enero: El Espíritu Divino nace en la materia. Espíritu y Materia el ALFA y el OMEGA se tocan y se hacen vida). 

 

Segunda Noche Santa Acuario

2ª) 25-26 de Diciembre. Noche de Juan. El águila del alma remonta con sus alas y mirando desde una gran altura, observa su propia vida. Y ahora el hombre reconoce la ley del Karma.

Misterio: Escoger el camino angosto y difícil o el camino ancho y fácil.

Para lo nacido en la carne es difícil encontrar el sendero del espíritu. Baghavad Gita: Una vida egoísta o una vida entregada a la humanidad. (Acuario)

 

Tercera Noche Santa Piscis

3ª) 26-27 de Diciembre. Ahora siguen las 3 noches del lirio blanco.

El alma reconoce que no puede permanecer en lo alto, que ella de nuevo será, es atraída hacia abajo, porque hay en ella mucho peso terrenal. El alma conscientemente empieza a purificar el cuerpo terrenal y asume que cada alimento es como un viático. Yo soy el Pan. (Palabras de Cristo Jesús). Nosotros venimos del Pan, vivimos en el camino del desarrollo del Pan y volvemos al Pan.

Misterio: Nunca olvidar la finalidad de los objetivos en el lejano éxodo en el Reino de la Tierra. (Piscis)

 

 

Cuarta Noche Santa Aries

4ª.-27-28 de Diciembre. Purificar conscientemente el cuerpo astral (alma). La antipatía y la simpatía se transforman en amor, en amor pleno, siempre en amor. Se silencian la pasión y el deseo. La fuerza Crística nos ilumina y fortalece en la contienda con lo luciférico y ahrimánico para su metamorfosis.

Misterio: El trabajo personal conmigo mismo sirve al bien del todo y todos. El arcángel Uriel nos coloca frente al espejo en el cual vemos como somos. (Aries)

 

Quinta Noche Santa Tauro

5ª) 28-29 de Diciembre. Purificar conscientemente el cuerpo de los pensamientos, disciplina del pensar, concentrarse en lo positivo, transformando las negras palomas de los pensamientos en blancas palomas; porque nuestro pensar se parece a un palomar, cuando no tiene disciplina. Hay que aprender a cerrar el palomar cuando llegan los pensamientos negativos y extraños.

Misterio: El templo purificado por Cristo (Tauro).

 

Sexta Noche Santa Géminis

6ª) 29-30 de Diciembre. Ahora siguen las tres noches de la espada. Noche de Pedro: noche de la consagración de la espada. Cada uno tiene que fraguarse la propia espada del discernimiento. Cada uno con la fuerza de voluntad espiritual debe unir lo eterno, lo inmortal con lo perecedero, para así, conocer la verdad.

Misterio: Fundir el Hijo de Dios con el Hijo del Hombre. (Unidad/Géminis)

 

 

Séptima Noche Santa Cancer

7ª) 30-31 de Diciembre. La serpiente en el puño de la espada.Sabiduría. Hay que ocuparse de lecturas elevadas. Es la noche del gran mandamiento.

 

El Misterio del obrar ¿Quién dirige nuestra alma?

                              ¿Quién es el señor de nuestra alma?

                              ¿Quién es el autor de nuestros actos?

 

Tenemos la libertad. Debemos fortalecer la buena voluntad en nosotros. (Cáncer)

 

Octava Noche Santa Leo

8ª.-31 de Diciembre – 1 de Enero. La cruz en el puño de la espada. Sacrificio. Ceñido el hombre con la espada de la fuerza Crística sin poder herir, hablará la lengua de la verdad. Es la noche del miedo y del horror.

Misterio: El caballero y el luchador con la lanza de la voluntad y con la espada del conocimiento tienen a su lado al perro, como símbolo de la obediencia. Detrás de él la muerte y el diablo. En un cierto grado del conocimiento, cada paso equivocado conduce más rápido a la perdición. La victoria está lograda por la plenitud de la divinidad, por la conciencia de la responsabilidad y la fidelidad inagotable frente a las tareas de la vida. (Leo)

 

Novena Noche Santa Virgo

9ª) 1-2 de Enero. Ahora siguen las tres noches de la corona. Desprenderse del solo intelecto, el desprendimiento del intelecto de sus ataduras terrestres y pragmáticas. Es la triple noche santa. Es cuando el yo inferior decae y queda el deseo de servir y poder integrarse. (Virgo)

 

Décima Noche Santa Libra

10ª.-1-2-3 de Enero. Es la noche en la cual nace desde el servicio, el sacrificio mayor. Obedecer-Escuchar. Aprendemos a escuchar la voz interior y las señales de lo divino.

Misterio: El que clama en nosotros a través de las distintas encarnaciones. Su claridad aumenta por el sacrificio y la decisión.(Libra)

 

 

Onceava Noche Santa Escorpión

11ª) 2-3-4 de Enero. Es la noche undécima. Es la lucha con el guardián del Umbral.

Misterio: Construir en nosotros el castillo del grial. Confesarse siempre más al Altísimo en fidelidad. (Escorpión)

 

Doceava Noche Santa Sagitario

12ª) 3-4-5-de Enero. En la noche duodécima se coloca la corona de la lucha a los pies de lo divino, porque nosotros hemos conquistado la corona, pero esta lucha ha sido ganada con el auxilio y la gracia divina porque la gracia viene de la corriente de una fuente que el hombre por su fuerza humana no puede alcanzar. Ahora se logra hacer un principio y fin de un tiempo sin espacio y un espacio sin tiempo. Todo es eterno y santo ahora.

Las fuerzas perseverantes para conseguir los fines del cazador hay que usarlas para que él pueda recibir el bien espiritual. (Sagitario)

 

Treceava Noche Santa La Epifanía

13ª Noche Santa
Triunfante en lo más profundo del alma del hombre 
vive el espíritu del Sol, 
las fuerzas en movimiento se plasmaron, 
al despertar los sentimientos ante su presencia 
en la vida interna del invierno 
espera el impulso del corazón, 
contempla la victoria del Espíritu del Sol, 
en la bendita luz de la Navidad, 
El signo de la vida más alta 
En la más profunda noche del invierno.