Leyes del mundo espiritual

La esencia de la naturaleza del mundo sensible es verdaderamente espiritual, es espíritu.

Todo sentimiento de verdadera devoción, cultivado en el alma, desarrolla una fuerza que hará progresar al hombre en el campo del conocimiento.

Todo conocimiento que busques solo para aumentar tu propio saber y para acumular tesoros personales, te desviará del sendero; pero todo conocimiento que busques para madurar en el empeño del ennoblecimiento humano y de la evolución del mundo, te hará progresar un paso más.

Así como el mundo mineral, el mundo vegetal y el mundo animal están en nuestro torno, también lo estaban los mundos del alma y del espíritu, una vez  nos  rodeo. Y lo que entonces era fuera de nosotros, ahora es nuestra alma, que la hemos hacia el interior, lo que para empezar, estaba afuera y alrededor. Esto se ha convertido en el alma. El espíritu, también, una vez estuvo hacia fuera al alrededor. Y lo que es ahora el alrededor de nosotros  se convertirá en nuestra vida interior. 

 

*Toda idea que para tí no se convierta en un ideal, apaga una fuerza en tu alma; toda idea en cambio, que se convierte en un ideal, crea en tu ser fuerzas vitales.

*Ajusta cada uno de tus actos, cada una de tus palabras, de manera que no coartes la libertad de obrar de persona alguna.

*Nada que el hombre realice que no logre su conciencia, contribuiá a su desarrollo.

*La Libertad vive en el pensar humano y la vountad no es directamente libre , sino el pensamiento que fortalece a la voluntad.

Imaginación

Conocimiento imaginativo. El ojo espiritual se extiende en imágenes que están atrás del mundo de los sentidos. Si estamos ante una planta, el ojo espiritual extrae lo que el ojo físico ve como color, de manera que éste flote libremente en el aire y empieza a ser vivificada por el espíritu en lugar de vivificada por lo material de la planta. Cada color es la expresión de la peculiaridad de una entidad espiritual-anímica. Si destella una imagen color verde, será la expresión de un ser inteligente, si destella una imagen de color rojizo claro será la expresión de una entidad pasional, también se presentan la imagen de los sonidos, de los olores, sabores. Esta percepción no tiene nada que ver con lo que uno se imagina. Es una percepción de índole diferente a la sensorial.

Una imagen o una imaginación trabaja de una manera viva, como un ser vivo en sí.

El elemento espiritual que sostiene la imaginación es el arquetipo espiritual del sistema oseo.

Inspiración

Para comprender a estas entidades espirituales-anímicas es necesario desarrollar elevar al conocimiento de la inspiración. Asi las propias entidades comunican lo que son y quienes son.

Cuando nosotros estamos entre la muerte y el nuevo nacimiento, sin estar sujetos a las leyes de la gravedad terrestre, la atracción hacia ciertas jerarquias es nuestra forma de "movimiento" espiritual. Por la inspiración. El elemento espiritual que sostiene la inspiración es el arquetipo espiritual del sistema muscular.

Intuición

Para que el hombre llegue a la unificación con las entidades espiritual-anímicas sumergiendose en su propia naturaleza requiere el conocimiento intuitivo. A este conocimiento solo puede tener acceso el hombre que haya desarrollado en sí mismo el amor hacia todos los seres; y que no haga distinción entre él y los demás seres del ambiente espiritual, porque ha derramado su propio ser en todo el ambiente espiritual. El elemento espiritual que sostiene la intuición  es el arquetipo espiritual del sistema nervioso.

 

La verdad

Es la conductora de los hombres hacia la concordia y comprensión mutua. entre más desarrollemos la verdad nuestro ser tanto más lo fortaleceremos.

Conciencia moral

Tras la conciencia moral yace una pequeñísima chispa, que ha sido colocada en el alma humana como algo eterno y que cuando se la escucha, muestra con fuerza irrebatible, las leyes del bien y del mal.

Es algo que habla en el alma humana con una gran fuerza primaria.

La dignidad humana depende de la conciencia moral, es un bien individual sagrado, en el que nada del mundo exteior debe intervenir.

La conciencia moral es una garantia para nuestra relación con las fuerzas divinas primigenias del universo.

Mikael

Brotan los Poderes del Sol,

Los poderes Radiantes del Espíritu, bendiciendo todos Los Mundos!

En la capa de rayos de Mikael,

El ser es predestinado por el Pensamiento Divino.

 

Él, el Cristo Mensajero se manifiesta en ti

Derramando en Lo Humano la Sagrada Voluntad de los Mundos.

E ahí que los Radiantes Seres de los Mundos del Éter

Comparten al hombre la Palabra de Cristo.

 

Así, aparezca el Heraldo de Cristo

A las almas sedientas y en espera,

Para quienes tu Palabra de Luz brilla

En la Edad Cósmica del Hombre Espíritu.

 

Sea así que los discípulos del Conocimiento Espíritual,

Acepten el Gesto de la Sabiduría de Mikael,

Tomen la Palabra de Amor de la Voluntad de los Mundos

Activamente, dentro de las almas que aspiran.

 

Mikael es en este tiempo el rostro de Cristo y este acontecimiento da a los hombres la oportunidad de pensar de una forma espiritual ya que Mikael abre el camino para el espíritu .

La lluvia de meteoros convertida en el ojo imaginativo de la reluciente espada de Mikael , con la que limpia desde el cosmos el calor sulfuroso del verano , aquí tenemos la contraparte macrocósmica del hierro en la sangre del hombre.

Este pensar espiritual Mikaelico nos lleva a concebir al Cristohombre formado y encendido por el Espíritu que Michael ha vuelto accesible a la humanidad.

 

El mundo espiritual nos ofrece sus Revelación en las Imágenes espirituales. Y esta imaginación espiritual nos permite ver  qué cambios  deben a tener lugar en el pensamiento humano, en los entimientos, y la voluntad. Estoy hablando de señales espirituales.

Contemplemos la Imaginación: (se refiere al hierro)

“Oh, ser humano,

Tú lo formas para tu servicio

Tú lo manifiestas según su valor material

En muchas de tus obras;

más  solo te aportará curación

cuando se te revele

el poder sublime de su Espíritu.”

EL PODER SUBLIME DE SU ESPÍRITU.

Para entender  esta imagen es importante reconocer que para el hombre existe una fuerza espiritual que lo sustenta, está fuerza es oculta,  tal como sucede y sustentan los cambios anuales.

Así en la Primavera los espíritus de la naturaleza  se esfuerzan hacia arriba emergen de la tierra, brotando. Durante el verano los espíritus elementales se unen al cosmos, no están en el interior de la tierra, la han abandonado  se han unido a las estructuras de las nubes  y todo a lo que la vista humana se encuentra en las alturas  y han tomado una dilución con el azufre.

Los  espíritus de la naturaleza en las alturas durante el verano viven en un elemento que está saturado de deseo, como  el deseo de la vida que está ligada a la naturaleza animal del hombre, esa parte animal del hombre es en la que él, también, está sulfurada, impregnada de azufre en forma muy diluida.

Lo que así se reconoce en su calidad sulfurosa cuando se teje y vive en la naturaleza humana, lo llamamos  Ahrimánico, en esta dilución azufrosa, lo ahrimánico puede vivir , en verano lo Ahrimánico  funciona como deseos cósmicos en los amplios espacios del mundo. Y vemos cómo, en contra de estos deseos Ahrimánico surge  una fuerza de oposición. Asi como una fuerza lleva al hombre a la sujeción a través de sus emociones, que lo pueden arrastrar a un nivel animal asi también la fuerza opositora que se manifiesta en los meteoritos que contiene el hierro cósmico, el cosmos nos revela esta fuerza contra revolucionaria de la Naturaleza que actúa contra los deseos azufrosos en este hierro cósmico, condensado en las piedras meteóricas, tenemos las flechas que el cosmos envía contra el elemento de deseo animal.

Sabemos,  que el hombre necesita la naturaleza del deseo animal, precisamente porque en su cumplimiento, y no de otra manera, el hombre puede desarrollar las fuerzas que primero le hacen plenamente humano. Y el hombre no podría tener esta naturaleza de deseo, este elemento animal, si el elemento animalista  mismo  no formara parte también del cosmos.

El azufre,  el elemento ahrimánico sulfuroso es, por así decirlo, un polo en el cosmos, y las flechas descargados por el cosmos a través del espacio para combatir este elemento sulfuroso que  concentran  hierro es la polaridad contraria.

Podemos observar que el elemento azufroso de las emociones humanas representan también una polaridad como en cosmos mismo y el hierro en la sangre humana la contraparte. Y asi como la caída del hierro meteórico combate la dilución azufrosa Ahrimánica en el cosmos, el hierro en la sangre puede combatir el estado azufroso del hombre. Somos interiormente una copia del cosmos.

Lo que el hombre debe entender con su alma y su espíritu es aprender a experimentar esa presencia polar del hierro meteórico y el azufre en la sangre, como un impulso de iniciativa, de libertad en la que la fuerza de la voluntad se desarrolla y permite una vivencia decidida.

Al igual que cuando hemos hecho un instrumento y sabemos cómo manejarlo correctamente, y estamos en condiciones de realizar algo por medio de él, así  podemos acudir al servicio de nuestra voluntad, con   lo que funciona y vive en nosotros como resultado del  proceso  hierro y azufre, y una vez que sabemos cómo manejar la situación, cuando, como seres humanos, podemos manejar y hacer uso de lo que ocurre en los procesos de vida dentro de nuestro cuerpo diremos que hemos superado la animalidad presente en la emocionalidad azufrosa.

Ahora, si retomamos la imaginación espiritual

 

Tú lo formas para tu servicio

Tú lo manifiestas según su valor material

En muchas de tus obras;

En  el curso de los últimos siglos, podemos ver que la principal característica de esta cultura materialista es el uso del  hierro en el reino de la vida terrenal. Mire en cualquier dirección en el formulario de la civilización ha florecido en los últimos tiempos, sino que es el hierro que ha sembrado en el mundo físico todo lo que ha conducido a la culminación de esta cultura materialista. 

 Cuando se habla del materialismo en la vida del pensamiento es cierto que la esencia del materialismo consiste en la idea de que todo es materia, y el Espíritu es una especie de vaporoso resultado de las actividades de la materia. Pero el materialismo de la humanidad en los últimos cuatro siglos se muestra no sólo en el hecho de que la gente piensa de forma materialista, el materialismo se manifiesta también en la manera de manejar las cosas exteriores.

Asi el ser espiritual que vive en el universo y se expresa en la revelación de los fenómenos meteóricos nos devela que:

No solo  debemos buscar en nuestros pensamientos desde la concepción del mundo materialista y cruzar a una concepción del mundo espiritual, sino que también hay que levantar la vista de lo que usamos en el servicio de la cultura material a  los aspectos espirituales y cósmicos. De lo nos sirve en forma material. ¿Cómo estamos  empleando el hierro cósmico, que es dado para purificar los deseos azufrosos Ahrímanicos, cómo se ha vuelto parte de la vida materialista.

El hombre puede mirar hacia su interior y ver este proceso meteórico en su ser e identificar a  la figura de Michael en su lucha con el dragón, con la naturaleza animal del hombre. Y cuando uno entiende lo que realmente está sucediendo allí, entonces el alma, que tiene su propia forma y el origen de las fuerzas de la vida en el entretejido del cosmos, no puede sino traer la pelea de Mikael con el dragón. No como aparece en  la expresión externa de lo que está funcionando hacia fuera  en el cosmos, en la batalla con la naturaleza del deseo animalizado, Sino que vemos al propio Michael. que aparece con una espada apuntando, apuntando hacia la naturaleza superior del hombre. Mikael resplandece con la espada apuntando, y nos imaginamos a Mikael  cuando nos lo encontramos con la espada de hierro que ha sido cósmicamente fundido y forjado para este fin. Y  el brazo de Michael se nos aparece en medio de una lluvia de meteoro brillante de hierro, como si esto fuera fundido en fuerzas cósmicas y el deseo se fusionan para formar de nuevo la espada de fuego de Mikael.

 

 

¡M I KA EL!
Prestame tu espada,
para 
derrotar al Dragón en mí.
Lléname de tu fuerza,
para que yo pueda, aniquilar, los espíritus que desean paralizarme,

Por lo tanto, que tu luz pueda brillar en mi Yo, para actuar en plena consciencia,
pudiendo realizar así actos dignos de ti.

Rudolf Steiner

 

 

 

 

 

Meditación

con Mikael

Procedentes de las potencias del Sol

vosotras lúcidas potencias espirituales

que beneficiais al cosmos entero,

estáis predestinadas por el pensar divino

a convertiros en el radiante vestido de Mikael.

 

El, como mensajero del Cristo

en vosotros inserta la sagrada voluntad cósmica

capaz de sostener a los hombres.

Vosotros lúcidos seres del mundo etéreo

llevaáis la palabra del Cristo al hombre.

 

Así aparece el heraldo del Cristo

a las almas sedientas que lo esperan;

en ellas resplandece vuestra palabra que es luz

en la era cósmica del Hombre-Espíritu

 

Vosotros, discípulos del conocimiento espiritual

recibid el sabio llamado de Mikael,

recibid el AMOR LOGOS de la voluntad cósmica

que actúa sobre las más elevadas

metas del alma.

 

Estos pensamientos, estas ideas vivenciadas con Mikael, son para ser percibidas por un corazón con un corazón fiel a Mikael, cuando aparece vestido con el ropaje hecho de la brillante luz del sol. Mikael indica, en primer lugar, lo que debe ocurrir para que este ropaje, este vestido hecho de luz, se pueda convertir en las palabras cósmicas del mundo, que son las palabras del Cristo, para que el Logos cósmico pueda transformarse en el Logos de la Humanidad.

Para eso, sean para ustedes todas estas palabras.

        Rudolf Steiner.