Leyes del mundo espiritual

La esencia de la naturaleza del mundo sensible es verdaderamente espiritual, es espíritu.

Todo sentimiento de verdadera devoción, cultivado en el alma, desarrolla una fuerza que hará progresar al hombre en el campo del conocimiento.

Todo conocimiento que busques solo para aumentar tu propio saber y para acumular tesoros personales, te desviará del sendero; pero todo conocimiento que busques para madurar en el empeño del ennoblecimiento humano y de la evolución del mundo, te hará progresar un paso más.

Así como el mundo mineral, el mundo vegetal y el mundo animal están en nuestro torno, también lo estaban los mundos del alma y del espíritu, una vez  nos  rodeo. Y lo que entonces era fuera de nosotros, ahora es nuestra alma, que la hemos hacia el interior, lo que para empezar, estaba afuera y alrededor. Esto se ha convertido en el alma. El espíritu, también, una vez estuvo hacia fuera al alrededor. Y lo que es ahora el alrededor de nosotros  se convertirá en nuestra vida interior. 

 

*Toda idea que para tí no se convierta en un ideal, apaga una fuerza en tu alma; toda idea en cambio, que se convierte en un ideal, crea en tu ser fuerzas vitales.

*Ajusta cada uno de tus actos, cada una de tus palabras, de manera que no coartes la libertad de obrar de persona alguna.

*Nada que el hombre realice que no logre su conciencia, contribuiá a su desarrollo.

*La Libertad vive en el pensar humano y la vountad no es directamente libre , sino el pensamiento que fortalece a la voluntad.

Imaginación

Conocimiento imaginativo. El ojo espiritual se extiende en imágenes que están atrás del mundo de los sentidos. Si estamos ante una planta, el ojo espiritual extrae lo que el ojo físico ve como color, de manera que éste flote libremente en el aire y empieza a ser vivificada por el espíritu en lugar de vivificada por lo material de la planta. Cada color es la expresión de la peculiaridad de una entidad espiritual-anímica. Si destella una imagen color verde, será la expresión de un ser inteligente, si destella una imagen de color rojizo claro será la expresión de una entidad pasional, también se presentan la imagen de los sonidos, de los olores, sabores. Esta percepción no tiene nada que ver con lo que uno se imagina. Es una percepción de índole diferente a la sensorial.

Una imagen o una imaginación trabaja de una manera viva, como un ser vivo en sí.

El elemento espiritual que sostiene la imaginación es el arquetipo espiritual del sistema oseo.

Inspiración

Para comprender a estas entidades espirituales-anímicas es necesario desarrollar elevar al conocimiento de la inspiración. Asi las propias entidades comunican lo que son y quienes son.

Cuando nosotros estamos entre la muerte y el nuevo nacimiento, sin estar sujetos a las leyes de la gravedad terrestre, la atracción hacia ciertas jerarquias es nuestra forma de "movimiento" espiritual. Por la inspiración. El elemento espiritual que sostiene la inspiración es el arquetipo espiritual del sistema muscular.

Intuición

Para que el hombre llegue a la unificación con las entidades espiritual-anímicas sumergiendose en su propia naturaleza requiere el conocimiento intuitivo. A este conocimiento solo puede tener acceso el hombre que haya desarrollado en sí mismo el amor hacia todos los seres; y que no haga distinción entre él y los demás seres del ambiente espiritual, porque ha derramado su propio ser en todo el ambiente espiritual. El elemento espiritual que sostiene la intuición  es el arquetipo espiritual del sistema nervioso.

 

La verdad

Es la conductora de los hombres hacia la concordia y comprensión mutua. entre más desarrollemos la verdad nuestro ser tanto más lo fortaleceremos.

Conciencia moral

Tras la conciencia moral yace una pequeñísima chispa, que ha sido colocada en el alma humana como algo eterno y que cuando se la escucha, muestra con fuerza irrebatible, las leyes del bien y del mal.

Es algo que habla en el alma humana con una gran fuerza primaria.

La dignidad humana depende de la conciencia moral, es un bien individual sagrado, en el que nada del mundo exteior debe intervenir.

La conciencia moral es una garantia para nuestra relación con las fuerzas divinas primigenias del universo.

El Hombre y los astros

Hoy ha llegado el momento en que Cristo debe ser entendido.

Pero nos resistimos a esta comprensión del Cristo.

Cristo, como un ser celestial, descendió a la tierra, por lo tanto no habló con el hombre en un lenguaje terrenal, sino en la celestial. Por tanto, debemos hacer un esfuerzo para entenderle. Debemos hacer un esfuerzo por hablar un lenguaje cósmico. Eso significa que no debemos limitar nuestro conocimiento solamente a la tierra, porque la tierra es en realidad una nueva tierra por Cristo. Debemos ampliar nuestro conocimiento hacerlo cósmico. Debemos aprender a entender los elementos. Debemos aprender a entender los movimientos de los planetas. Debemos aprender a entender las constelaciones de estrellas, y su influencia en lo que sucede en la tierra. Luego nos acercaremos a la lengua que hablaba Cristo.


El zodiaco se halla integrado en la forma humana. Los órganos internos, primero se crean en imágenes, a través del proceso respiratorio. 

En el proceso de respirar, continuamos inhalando las imágenes de nuestra organización interna. Aquí es donde radica nuestra vida formadora. Estas imágenes que están siendo inhaladas, son llevadas a todo nuestro organismo a través del sistema circulatorio.

 

El hombre interioriza las fuerzas zodiacales, y se va emancipando cada vez más de los ritmos del cosmos.
Las 7 constelaciones de Aries a Libra se denominan claras, luminosas; las 5 constelaciones de Virgo a Piscis se denominan obscuras.
En cada punto del zodiaco se produce una tensión dramática resultante ente la polarida  Sol- Tierra.
En el camino ascendente del Sol, de Sagitario a Capricornio, Acuario, Piscis, Aries y Tauro, encontramos 3 animales que tienen cuernos. Los cuernos son empleados para apartarse de los otros, aumenta la distancia entre los seres. Cuando el Sol está en ascenso, la distancia entes el Sol y la Tierra aumenta cada día.
En el camino descendente del Sol, hay dos animales con pinzas: Cancer y Escorpión; 1 con garras Leo, las pinzas y garras aproximan los objetos. La distancia del Sol con la tierra es menor.

 

Tetramorfos una expresión de la evolución planetaria

En el principio.

La  antigua etapa Saturnal finalizó su caminata en el signo de Leo, y ahora  Saturno es el guardián de la etapa evolutiva calórica.

 

La antigua etapa Solar finalizó su caminata en el signo de Escorpión, que al inicio de la caminata era un águila, y ahora Júpiter es el guardián de la etapa evolutiva solar, luminosa y aerea.

 

La antigua etapa Lunar finalizó su caminata en el signo de Acuario, el hombre acuático y ahora Marte es el guardián de la etapa evolutiva lunar, acuosa.

 

La actual etapa Terrestre, cuarto estado de la evolución planetaria, su primer destello es en la época lemuriana esto sucedió en el signo de Tauro, el toro. La tercera época post-atante egipcia-caldea recapitula en lo esencial, mediante un reflejo espiritual, los procesos de la época lemuriana.

 

El águila, el león, el toro o la vaca. Son la manifestacón de una maravillosa sabiduría instintiva.

El águila se encarga de lo que el hombre no puede realizar a nivel cósmico con su sistema cefálico; el león realiza lo que el hombre no puede realizar cosmicamente con su sistema rítmico; el toro o la vaca realizan lo que el hombre no puede cumplir cosmicamente con su sistema metabólico.

Este es el sentido de la Universalidad.